¿Qué son los hematófagos? Ejemplos y características

Los hematófagos son animales que se alimentan principalmente de sangre. Seguro que te han venido a la mente animales chupasangres como los mosquitos o los murciélagos ¿verdad? Pues este pensamiento no es del todo correcto: No todos los mosquitos y los murciélagos son hematófagos, pero además, es que existen muchísimas más especies de animales que se alimentan de sangre, es decir, que practican la hematofagia («hemato» proviene del griego, sangre, y «fagia» de comer).

Ejemplos de hematófagos

Los animales hematófagos son principalmente:

Artrópodos

Es decir, animales invertebrados como insectos, arácnidos, crustáceos, etc.

Sólo las hembras adultas de los mosquitos se alimentan de sangre.

Insectos hematófagos son los mosquitos, los tábanos, las chinches, las ladillas, los piojos o las pulgas, entre otros. En el caso de los mosquitos y los tábanos sólo se alimentan de sangre las hembras adultas, no el resto.

Arácnidos como algunas arañas, las garrapatas, el arador de la sarna, etc.

Ciertos crustáceos como los isópodos de la familia Cirolanidae.

Anélidos

Es decir, gusanos marinos como las sanguijuelas.

Curiosamente y a pesar de su desagradable aspecto (para la mayoría de las personas), el uso médico a lo largo de la historia que se le ha dado a las sanguijuelas ha sido notable y compartido por culturas muy diversas. Normalmente, las sanguijuelas se utilizaban para el tratamiento de enfermedades mediante el derramamiento de la sangre del enfermo con el objetivo de que esta extracción de «sangre impura» pudiera curar sus males. A pesar de los grandes avances de la medicina moderna, el uso de las sanguijuelas para «limpiar la sangre» aún se utiliza en muchas partes del mundo.

Sanguijuelas se han utilizado históricamente para limpiar la sangre.

Lampreas

Estos animales marinos de aspecto monstruoso tienen una boca circular en forma de ventosa con la que se pegan a la piel de sus presas para parasitarlas y alimentarse.

Tenias

También conocidas como solitarias, las tenias viven dentro del cuerpo de sus hospedadores, normalmente en sus intestinos, de los que se alimentan parasitándolos.

Mamíferos

Los mamíferos hematófagos más famosos, sin duda, son los murciélagos, pero ¡Cuidado! La mayoría no se alimentan de sangre, sino de insectos, pequeños mamíferos, néctar, frutas, etc. La alimentación de los murciélagos es muy variada y depende mucho de la especie de murciélago en cuestión. Sólo algunas especies de murciélagos se alimentan de sangre. Se pueden considerar murciélagos hematófagos las especies conocidas como «murciélagos vampiro» a las que pertenecen el vampiro común, el vampiro de alas blancas y el vampiro de patas peludas (todas ellas viven en América del Sur), entre otros.

Peces

Existen peces hematófagos como el candirú que es una especie que vive en el Amazonas y se alimenta de la sangre de otros peces, normalmente.

Aves

Aunque pueda sorprender, también existen aves hematófagas, es decir, pájaros que se alimentan de la sangre de otros animales, algo poco frecuente. Algunos ejemplos de hematofagia se dan en el pinzón vampiro y el sinsonte de Española (ambas especies habitantes de las Islas Galápagos), el zorzal de Tristán de Acuña y el picabueyes, también conocido como bufágido.

Características de los animales hematófagos

En primer lugar aclarar que no se consideran animales hematófagos aquellos animales que comen carne, es decir, los animales carnívoros y los omnívoros. Sólo podemos considerar que un animal es hematófago si su principal alimento es la sangre concretamente.

Las propiedades nutritivas de la sangre se pierden si el animal está muerto, por lo que los hematófagos necesitan chupar la sangre de animales vivos para poder alimentarse.

Tipos de hematófagos: Ectoparasitismo y endoparasitismo

Existen 2 clasificaciones de animales hematófagos:

  • Los ectoparásitos, es decir, aquellos que se alimentan de otros animales desde fuera. La mayoría de animales que comen sangre pertenecen a esta categoría: artrópodos, mamíferos, aves, peces, lampreas, etc.
  • Los endoparásitos, es decir, aquellos que se alimentan de otros animales desde dentro. Ejemplos de ello son las tenias.

Los peligros de los hematófagos

Muchas especies de animales hematófagos son peligrosas tanto para los humanos como para otros animales, ya que propagan enfermedades infecciosas como la malaria, la rabia (que afecta con frecuencia a murciélagos, pero también puede enfermar a perros, a caballos, cabras, cerdos y hasta a humanos), el dengue, la enfermedad de Chagas o la enfermedad de Lyme (algunos personajes famosos como Thalía, Avril Lavigne, Justin Bieber y Alec Baldwin han padecido esta enfermedad causada por la picadura de una garrapata). El animal hematófago que más enfermedades propaga y que más muertes humanas causa al año, con mucha diferencia, es el mosquito.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

Completa: * El tiempo se ha agotado. Por favor, introduzca el valor correcto antes de que finalice el tiempo.