Diferencias entre alimentación omnívora, carnívora y herbívora

Hay mucha confusión entre los animales carnívoros, herbívoros y omnívoros. De forma muy simplista, podemos diferenciarlos en función de lo que comen, pero las diferencias son más profundas. No se trata solo de lo que comen, sino de cómo ha evolucionado todo su sistema digestivo, empezando por los dientes y terminando por los intestinos. También hay peculiaridades anatómicas que nos permiten distinguirlas.

Principales diferencias en la alimentación omnívora, carnívora y herbívora

Alimentación de los animales carnívoros

Los animales carnívoros son animales que se han especializado en la digestión de la carne. Su cuerpo necesita la carne y sus elementos constitutivos para funcionar correctamente. En estos animales, la falta de carne en la dieta provoca graves enfermedades.

Los animales que se alimentan de carne pertenecen a muchos grupos diferentes y, por tanto, no existe una clasificación única que los agrupe a todos. La mayoría de los animales carnívoros tienen un sistema digestivo relativamente corto. La carne, de hecho, se digiere fácilmente en poco tiempo. Además, muchos carnívoros depredadores han desarrollado numerosas características que los han hecho mucho más eficientes a la hora de capturar presas.

A diferencia de las plantas, la carne suele moverse cuando está viva y se esfuerza por no ser atrapada y devorada. Por ello, muchos depredadores están dotados de una fuerza, agilidad y velocidad increíbles que les permiten perseguir y capturar a sus presas. Los mamíferos carnívoros también poseen caninos muy desarrollados y dientes muy diferentes, cada uno especializado en una función diferente como agarrar, desgarrar o masticar la carne.

Entre los más conocidos están los pequeños y grandes felinos, como los tigres y los leones, y los cánidos, como los lobos y los coyotes. Los reptiles carnívoros son los cocodrilos, caimanes, serpientes y tortugas marinas, mientras que los peces carnívoros son los tiburones y las anguilas.

La alimentación del caimán es carnívora.
La alimentación del caimán es carnívora.

Alimentación de los animales herbívoros

Los animales herbívoros son organismos que se alimentan principalmente de plantas vivas. Es una forma típica de nutrición que, además de las hojas, incluye la presencia en el «plato» de raíces, frutos, néctar, savia e incluso cianobacterias y otros organismos uni y multicelulares de algas o microflora.

El papel de los animales herbívoros dentro de la cadena alimentaria planetaria es esencial: son ellos quienes transforman las moléculas vegetales (celulosa, almidón) en moléculas animales (glucógeno) proporcionando alimento a los carnívoros y a los animales en descomposición.

Al vivir en zonas climáticas y ecosistemas muy diferentes, los animales herbívoros se han adaptado transformando su dieta en función de lo que han encontrado. Hay desde ganado, caballos, ciervos y conejos, hasta animales de la sabana como rinocerontes, jirafas, hipopótamos y cebras, pasando por pandas y perezosos.

La alimentación de las jirafas es herbívora.
La alimentación de las jirafas es herbívora.

Alimentación de los animales omnívoros

Existen muchos animales omnívoros, de múltiples especies y podemos encontrarlos entre los mamíferos, los peces, las aves e incluso los insectos. Los animales omnívoros son los que comen de todo. Así que su dieta se basa en alimentos de origen animal y también de origen vegetal.

El sistema digestivo es la principal característica distintiva de los omnívoros, de hecho gracias a él son capaces de procesar diferentes composiciones de la dieta. Esta doble capacidad de metabolizar los nutrientes les proporciona mayores posibilidades de asimilación de los mismos, un mayor abanico de elección en la búsqueda de alimento y una mayor versatilidad con cada cambio de clima. Los siguientes son algunos omnívoros: el cerdo, el oso, la gallina, el avestruz y el cuervo.

La alimentación del avestruz es omnívora.
La alimentación del avestruz es omnívora.

Ahora sabrás distinguir entre estos tres tipos de animales sin dudarlo. Cabe destacar que nosotros los humanos somos omnívoros, ya que somos capaces de digerir cualquier tipo de alimento (excepto aquellas personas intolerantes a alimentos específicos).

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

Completa: * El tiempo se ha agotado. Por favor, introduzca el valor correcto antes de que finalice el tiempo.