Animales ovíparos

En el reino animal existen gran cantidad de animales ovíparos, que son una pieza clave para el correcto funcionamiento de los ecosistemas, y cuya cualidad ha sido fundamental para el desarrollo y evolución de todas las especies del planeta. Veamos entonces qué características tiene que tener un animal para que sea considerado ovíparo.

La palabra ovíparo tiene sus raíces en el latín y proviene de las palabras “ovum” que significa huevo y “pariré” que significa parir, de ahí ya podemos deducir que su significado es parir de un huevo. Por supuesto existen varios tipos de ovíparos dependiendo del animal y dependiendo del medio en el que vivan, pero en todos ellos el desarrollo del huevo se da de modo externo al cuerpo de la madre donde se va completando su crecimiento hasta el momento de la eclosión, que es lo que conocemos como nacimiento o rotura del cascaron.

Ejemplos de Animales Ovíparos

Todas las especies de aves que se conocen son ovíparas, en su gran mayoría ponen los huevos en nidos donde los cuidan y protegen de posibles depredadores hasta el momento de la eclosión. Las aves ponen huevos en el medio exterior que ya se encontraban fecundados, es decir la reproducción se da por contacto directo.

avestruz con sus huevos
Avestruz con sus huevos

La gran mayoría de los insectos también son animales ovíparos y siguen prácticamente el mismo procedimiento de las aves, ponen huevos ya fecundados, o lo que se llaman huevos secos, que son el resultado de una fecundación interna. De igual manera la mayoría de los reptiles son animales ovíparos y al igual que las aves y los insectos ponen huevos secos, es decir, huevos previamente fecundados.

Pero existe otro tipo de procedimiento en algunos animales ovíparos y es la fecundación externa, es decir, la hembra pone los huevos no fecundados en el medio externo (que suele ser en agua) y luego el macho vierte entre ellos su esperma y en este momento ocurre la fecundación. De este modo se reproducen la gran mayoría de los peces y los crustáceos.

Por su parte una gran porción de los anfibios también siguen un procedimiento de fecundación externa, comúnmente en el medio acuático, al igual que los peces y los crustáceos.

También existe una excepción muy particular y son animales mamíferos que también son ovíparos como es el caso de los ornitorrincos y los equidnas (a continuación en la imagen).

equidna

Cantidad de huevos

Existe gran variabilidad en la cantidad de huevos que pone una especie por camada, las tortugas marinas por ejemplo suelen poner una gran cantidad de huevos, que pueden ser desde 70 hasta más de 150 huevos, las aves por su parte no suelen poner más de dos docenas de huevos y los ornitorrincos suelen poner entre 1 y 3 huevos, normalmente 2. Cabe recalcar que muchas especies de peces y de anfibios, o en general, los animales ovíparos que tienen que ver con el medio acuático por lo general tendrán camadas mucho más grandes, es decir, ponen muchos más huevos al mismo tiempo, cientos o incluso miles. En la imagen vemos a un pez payaso vigilando sus huevos.

pez payaso huevas

¡Compártelo!Share on FacebookTweet about this on TwitterPin on PinterestShare on Google+Share on RedditShare on TumblrEmail this to someone

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *